«Confiamos en retomar próximamente las nuevas actividades que teníamos previstas para 2020-2021»

Debido a las circunstancias sanitarias, muchos de los proyectos iniciados el pasado ejercicio quedaron paralizados. De hecho, algunos deberán ser reformulados con el fin de adaptarse a la nueva normalidad. En cualquier caso, “desde Agifes nos sentimos optimistas y confiamos en retomar próximamente las nuevas actividades que teníamos previstas para 2020-2021”, afirma Ruth Encinas, gerente de Agifes.
 
"Ahora que los centros están volviendo poco a poco a la normalidad, hemos tenido que adecuar la planificación para asegurar que se cumplen todos los protocolos sanitarios”, explica la responsable de Agifes. Y tras una primera etapa de adaptación, “prevemos retomar los procesos de innovación, el desarrollo de nuevos programas y las acciones de sensibilización presenciales”, apunta Encinas.
 
PISOS DE APOYO A LA AUTONOMÍA.
Uno de los objetivos para 2020-2021 es ampliar el número de pisos de autonomía que gestiona Agifes. Son viviendas de muy baja supervisión destinadas a personas que estén preparadas para independizarse pero que no puedan permitírselo económicamente. En palabras de la responsable de Agifes, “gracias a este tipo de recursos, queremos reforzar los servicios de apoyo a la autonomía y empoderamiento de nuestro colectivo".
 
OTL. 
En relación al programa de Ocio y Tiempo y Libre, en cuanto sea posible se prevé “organizar una salida vacacional exclusivamente de Agifes, incrementar las actividades a fines de semana e incluso ampliar el programa OTL a la comarca”, asegura Encinas.
 
HURBILDUZ & ZEUK AUKERATU. 
Otro de los retos que tiene la asociación sobre la mesa es lograr nuevas vías de financiación y colaboración para el programa Hurbilduz, que busca el acercamiento a las personas con síntomas de aislamiento y sufrimiento psíquico, así como del programa Zeuk Aukeratu, dirigido a la prevención de problemas de salud mental en la infancia y la adolescencia.
 
APOYO PSICOSOCIAL COMUNITARIO.
Dentro del programa de Apoyo Psicosocial Comunitario, la finalidad siempre ha sido ir incrementando el número de intervenciones anuales. “Si en el año 2018 atendíamos en torno a las 35 personas, en 2020 la media de atención mensual está en 40 usuarios y usuarias, y nos gustaría continuar aumentando esa cifra hasta las 45 personas de media mensual a lo largo del 2020 y 2021, en la medida en que logremos el apoyo de la Diputación”, indica la gerente de Agifes.
 
APOYO MUTUO.
En cuanto al programa de Apoyo Mutuo, que se ofrece desde 2018, está funcionando muy bien y cada vez tiene mayor demanda. Por ello, de cara a este año o al siguiente, el objetivo es ampliar el servicio con la incorporación de un agente más.
 
DEPRESIÓN. 
“También queremos ofrecer un servicio de atención estable y duradero para personas con depresión y otros trastornos del ánimo”, señala Encinas. En ese sentido, se ha creado un grupo de apoyo específico y se prevé realizar, al menos, dos talleres para personas con este trastorno. "Además, en 2020 nos gustaría organizar una tercera jornada sobre depresión, siguiendo la línea de los años anteriores".
 
FAMILIARES.
Otra de las apuestas de Agifes se centrará en reforzar la atención a familiares mediante talleres de acercamiento a los problemas de salud mental y la reorganización de los grupos de apoyo para ofrecer un seguimiento más individualizado.