Charla informativa sobre la propuesta de reforma del Código Penal y sus implicaciones para el colectivo

  • Charla: La reforma del Código Penal: un ataque a los derechos de las personas con enfermedad mental
  • Fecha: 27 de octubre, lunes
  • Lugar: Centro Ibiltzen Bentaberri. C/ Bertsolari Xalbador, 4-6 bajo. Antiguo. Donostia
  • Hora: 18:00
  • Ponente: Gotzone Astiasaran, abogada del Servicio Jurídico de Fedeafes
  • Inscripciones: en la sede, llamando al 943 47 43 37

Gotzone Astiasaran, letrada del Servicio Jurídico de Fedeafes, ofrecerá el lunes 27 de octubre en Donostia una charla informativa sobre la propuesta de reforma del Código Penal, la cual supone “un ataque a los derechos de las personas con enfermedad mental”. La experta defenderá esta postura en el encuentro que tendrá lugar a partir de las 18 horas en el centro de rehabilitación psicosocial Ibiltzen Bentaberri de Donostia.

La charla, organizada conjuntamente por Fedeafes y Agifes, tiene por objeto informar a la sociedad sobre las principales modificaciones que plantea el Gobierno y cómo afectan a los derechos de las personas con enfermedad mental. 
 
Gotzone Astiasaran considera que la reforma, actualmente en tramitación en el Congreso, vulnera la normativa internacional, como es el caso de la Convención Internacional de las Personas con Discapacidad, así como el propio ordenamiento español. La letrada apuesta por empoderar a las personas con enfermedad mental y sus familiares en defensa de sus derechos, así como por identificar el estigma y la discriminación que entraña esta reforma. 
 
Todo el movimiento asociativo vasco y estatal ya ha reflejado a través de sucesivos pronunciamientos que no está dispuesto a aceptar este proyecto de reforma, al entender que supone un retroceso en los derechos de las personas con enfermedad mental. La ponente destaca que, entre otras cuestiones, el texto relaciona “enfermedad mental” con “peligrosidad” y establece medidas de seguridad prorrogables de forma indefinida. Es decir, abre la vía para que una persona que tenga enfermedad mental pueda estar más tiempo recluida que otra que cometa el mismo hecho delictivo y no tenga ningún diagnóstico. Para Astiasaran, esta propuesta vulnera principios constitucionales como el de igualdad y justifica la oposición de todo el movimiento asociativo a la reforma.
 
De igual forma, se han sucedido diversos pronunciamientos contra esta iniciativa legal, tanto desde los ámbitos sanitarios como jurídicos. El propio Ararteko se ha pronunciado en este sentido, y ha considerado que la reforma del código penal propuesta “es estigmatizante y supone un retroceso de derechos contrario a varios principios constitucionales”.