Consejos para detectar la esquizofrenia y ayudar a la persona afectada

La psicóloga y psicoterapeuta familiar Amaia Elícegui ofreció el 10 de octubre en Zumarraga consejos para detectar la esquizofrenia y apoyar a la persona que la padece. La experta, que impartió una charla organizada por Agifes con motivo del Día Mundial de la Salud Mental, explicó que dicha enfermedad provoca un “empobrecimiento del pensamiento, de la respuesta emocional y del contacto con la realidad”.

La patología se manifiesta con síntomas positivos y negativos. Los primeros son aquellos nuevos comportamientos que presenta la persona afectada, y los denominados negativos son los que restan comportamientos que eran habituales antes de la aparición de la enfermedad. La experta alertó de la importancia de atender a una serie de indicios de la esquizofrenia. “Es muy difícil para la familia reconocer la enfermedad mental, aceptar que algo así puede estar sucediendo, pero más vale tomar precauciones y pedir ayuda a tiempo, porque la detección precoz es fundamental”, aseguró Elícegui. Cuando la persona afectada comienza a sentir que le referencian en la radio o en la televisión; cuando su pensamiento se torna confuso, emergen la ansiedad y el miedo y comienza a comportarse y pensar de manera excéntrica, es preciso tomar medidas, según apuntó la ponente.

Como consejos para afrontar la aparición de dichos síntomas en un familiar, Amaia Elícegui recomendó no negar ni hacer frente a los delirios, puesto que “son la realidad que vive la persona afectada”. Asimismo, sugirió prestar especial atención al contenido emocional de la experiencia, y no tanto a la alucinación en sí. Aconsejó acoger la angustia y el miedo que le generan estas situaciones a la persona afectada y hacerle ver que comprendemos su sufrimiento y que queremos ayudarle a sentirse mejor buscando ayuda profesional.

En ese sentido, aludió a la figura del mediador, un profesional de la salud mental que ayuda tanto a la familia como a la persona con enfermedad mental a aceptar y encauzar la situación. La ponente quiso aliviar la responsabilidad con la que cargan muchas familias ante estos casos: “El familia acompaña y el profesional ayuda a aceptar la enfermedad”.

Elícegui observó que, pese a las visibles carencias, en las últimas décadas se ha producido una notable mejora en el modelo de atención a este colectivo, hacia una visión más integral y comunitaria que favorece su rehabilitación e inclusión social.

Responsabilidad colectiva

Los asistentes al encuentro, que participaron en la reflexión mediante una dinámica de grupo, hablaron de la necesidad de sustituir la culpa que sienten los familiares por la “responsabilidad colectiva”. Precisamente, Elícegui quiso subrayar la necesidad de ayudar a las personas con enfermedad mental entre todos, desde el ámbito comunitario, social e institucional.

Asimismo, los participantes analizaron diversas vías para contribuir a la sensibilización social, como divulgar información veraz sobre esta realidad tanto a nivel escolar como a través de los medios de comunicación y del arte. También señalaron la importancia de “perder el miedo a hablar de la enfermedad mental” y de “aceptarla uno mismo, sin esperar a que otros lo hagan”. 

 

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Por favor introduce los caracteres indicados.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.