Guardianxs de la salud mental (2021)

 

Están en todas partes. Siempre en sus puestos, apoyando a sus familiares y allegados.

Todas y todos tenemos a alguien que nos ayuda a mantener firme nuestra salud mental. Una persona que nos conoce, que nos acompaña, en silencio o con su fuerte presencia… Alguien que vela por nuestro bienestar, que nos aconseja, y que siempre está ahí, dispuesto o dispuesta a echarnos una mano y a apoyarnos en los momentos más difíciles.
 
Este es nuestro pequeño homenaje a todos esos guardianes y guardianas de la salud mental. Y, en especial, a todas esas personas que acompañan a diario a sus allegados con problemas de salud mental y que dan lo mejor de sí mismas para mejorar la calidad de vida de su familiar.
 

Gracias por vuestra labor diaria; por cuidar de los vuestros, por estar siempre atentos y atentas a los demás.

 

***
 
La campaña ‘Guardianes y guardianas de la salud mental’ tiene como objetivo subrayar la labor de las y los familiares de personas con problemas de salud mental. No hay duda de que los programas y servicios de salud mental que ofrecemos desde los ámbitos social, sanitario e institucional son fundamentales, pero no debemos olvidar el papel de quienes acompañan día a día a las personas con dolencias psíquicas. De hecho, los familiares más cercanos son quienes sostienen en mayor medida el proceso de recuperación de las personas afectadas. Por ello, debemos reconocer su imprescindible labor y seguir apoyándola con más recursos y programas que favorezcan su cuidado y bienestar.
 
Es importante destacar las dificultades que encuentran muchas personas a la hora de ejercer su labor de cuidado en nuestra sociedad actual. El rol de la persona cuidadora nunca ha sido sencillo, pero el ritmo de vida actual complica aún más la tarea, lo que desemboca en situaciones de estrés, tensión y ansiedad, sobre todo en el caso de las mujeres, ya que la responsabilidad del cuidado sigue recayendo en ellas en mayor medida.

 

 

Rosalía, Ramón y Gurutze son los primeros protagonistas de la campaña. Se muestran vestidos con capa verde, como guiño a las superheroínas o superhéroes de nuestro imaginario, como guardianes y guardianas de la salud mental. Su superpoder, como el de muchísimas personas en nuestra sociedad, es la capacidad de acompañamiento, de sostén y cuidado de sus familiares afectados; no desde la sobreprotección o el heroísmo, sino desde la comprensión y el respeto al proceso de su allegado o allegada.